Amanda Patarca

Esta soy yo!

Autora

Escritora argentina, abogada-escribana, nacida en Capital Federal y residente desde 1975 en la ciudad de Arrecifes, Provincia de Buenos Aires, en donde reside. Tiene actualmente nueve libros publicados relacionados con los rubros “Ensayo”, Dramaturgia”, Narrativa”, “Cuento” y “Novela”.

Recibió por su obra premios, distinciones y menciones a nivel provincial, nacional e internacional, destacándose el recibido, el 2 de mayo de 2001: Primer Premio de Novela Corta Inédita: “El Convite de la Mora” (Luego llevado por su autora a guión cinematográfico y libro teatral), otorgado por La FUNDACION "EL LIBRO”, con auspicio de la Empresa XEROX, en el marco (de la XXVII Feria Internacional del Libro, de la ciudad de Buenos Aires; y los dos primeros premios de poesía otorgados por Cove/Rincón de Miami, EE.UU., por sus poema “Otoño en Buenos Aires”(2011) y ¡Jacarandá! (2014).

Como invitada a distintos Encuentros de Poetas y Narradores, recorre constantemente el país y el extranjero estrechando lazos de amistad y camaradería. Su dramaturgia, así como sus novelas, fueron estudiadas desde diferentes puntos de vista, con trabajos expuestos en simposios, por entidades dependientes, de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de la Ciudad de Buenos Aires -Estudios de Teatro (TEALHI) y Área Literatura Prof. Estela Castronuovo y Prof. Valeria Badano, de la Universidad de Luján.

Descargar completo

Publicaciones

Teatro apocopado "El convite de Lola Mora" (Para representar en Museo)

27/06/2017 - Obra de Teatro PRIMER ACTO Escena Primera Imagen en video (Quema de papeles y cartas) El fuego debe verse desde varias pantallas o como fuego verídico mientras, alguien aparece incrementándolo. Una mujer debatiéndose entre la vida y la muerte acostada en una cama. Tras la ventana el inicio de un fuego y su evolución. Se trata de la quema de un baúl repleto de papeles, los que por efecto del calor vuelan inflamados. Al vislumbrar el resplandor, Lola se incorpora gritando: -¡No lo hagan, por favor! ¡Que no lo hagan he dicho! (DESESPERADA) ¡Deténganse! No quemen nada. ¡No me hagan eso! (JADEANDO TRISTE Y ENTRECORTADAMENTE) Y yo aquí, impotente... Implorante. Llorando como jamás lo hice. ¡Lola Mora no ha muerto aún! Yo, Lola Mora, la que esculpiendo doblegué lo ingobernable me retuerzo de dolor sobre esta cama mientras me voy muriendo con las luces del día, como prometí. Sin haber imaginado... nunca... la concreción de este incendio, provocado sólo para borrar mi huella. Escena Segunda, (inmediata a la anterior). Imagen en video, silenciosa, en la cual se observa el último segundo en la vida de Lola Mora. Exactamente cuando una enfermera le cubre el rostro, con la manta de la cama en donde muere acostada. Fin del video ...

Ver completo

Invitación

Esta idea de armar una página, enviarla a la nube de internet, e invitarlos, como lo estoy haciendo, desde aquí y por diferentes medios, para que la visiten y, por sobre todo, para que la recorran con gusto, nada tiene que ver con lo que conocemos, últimamente, como publicidad; no. Tiene sí, y mucho que ver, con mi deseo de acercarles textos, que forman parte de mi obra, los cuales. así como los escribí pensando en lo positivos que pueden resultar para algunos ciertos temas tratados, mi forma de ser sociable y solidaria mi llevo también a pensar que debía compartir, con quién me lo requiriera, todo lo que yo, egoístamente me encontraba, hasta hace muy poco, atesorando en mis cajones. Los temas son variados y mis libros son diez, y justamente, por lo variado de los temas, y la cantidad de páginas que llevo escritas, les ofrezco todo lo que ya escribí y todo lo que vaya subiendo a la nube, a la que considero mi casa abstracta, atento a que ni yo misma, considerándome su dueña, la puedo tocar, porque si bien existe, ella es producto de mi imaginación y desde hoy, también de la imaginación de todos ustedes. Sin embargo, así como yo lo hago, ustedes, ahora, podrán llegar a ella, o mejor dicho: podrán acceder a ella, con sólo desear hacerlo y mover los mecanismos necesarios para arribar a destino. Ah… me olvidaba. Si alguno de ustedes, mis huéspedes esperados, tuvieran necesidad o se vieran impulsados a pedirme alguna respuesta, respecto de algo que los preocupara o afligiera, con mucho gusto, en calidad de amiga, tanto de ustedes como de las palabras que desde esta página, siento que nos unen, les voy a responder. Reciban mi abrazo.

Ver publicaciones

Contácteme